Que hacer ante un desahucio

Buenas tardes.

 

Aprovecharemos esta nueva entrada para hablar de los desahucios. Este es un tema de interés para muchas personas, cuya situación económica puede ser precaria y encontrarse en grave riesgo de sufrir uno. Pues esta vez toca darle una buena noticia.

 

Después del sonado caso Aziz, en el que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tomó medidas contra la situación de desamparo en la que se encontraban las personas al verse en esa situación, se dictó un cambio inicial que marcó un antes y un después.

 

Desde esa sentencia, son necesarias tres cuotas impagadas (o una cantidad equivalente), para declarar el Vencimiento Anticipado del Préstamo Hipotecario y proceder a la ejecución del desahucio. Esta exigencia viene dada por el hecho de ser un contrato de larga duración, recordemos que llegó a haber hipotecas de hasta cuarenta años de duración, y por ello, el TJUE entiende que un solo impago no puede ser suficiente para declarar este vencimiento anticipado (por el cual, el deudor tendría que pagar TODA la deuda restante de la hipoteca o perder su vivienda).

 

Recordemos también que había muchas otras cláusulas donde se podía aplicar el vencimiento anticipado por motivos claramente desproporcionados. Por ejemplo, el de un solo impago se puede aplicar al vencer un solo plazo de duración, pero eso significa que una persona podría perder su vivienda por pagar dos días tarde. También hemos visto cláusulas que iniciaban el vencimiento anticipado por que se diesen circunstancias en la vida del deudor que pudiesen afectar a su solvencia (un ejemplo absurdo pero cierto: Aunque seas propietario de 10 millones de euros, el banco puede ejecutar tu hipoteca si te despiden), o si la vivienda sufriese un deterioro o depreciación por cualquier causa que redujese su valor en un 20%, como sería una caída de precios en el mercado inmobiliario ¡o incluso un terremoto! ¡Hechos totalmente ajenos a la responsabilidad del deudor!

 

Por fortuna y gracias a la doctrina del TJUE y a su jurisprudencia, estas cláusulas cada vez con mayor frecuencia pasan a considerarse como abusivas y tenerse por no puestas, por lo tanto, aunque estén en el contrato el banco no puede utilizarlas contra el deudor.
La Justicia Española entendía que aunque la cláusula de Vencimiento Anticipado no sería nula aún permitiendo iniciar el procedimiento de ejecución con un solo impago si el banco esperaba a que hubiese tres por lo menos. Ahora hay un Auto Judicial del TJUE, mucho más estricto en defensa de los consumidores.

 

Desde el Auto del caso C-602/13 del 11 de Junio de 2015, se debe interpretar que la cláusula de Vencimiento Anticipado será nula o no según lo que diga su letra, y no según como sea aplicada por el Banco. Esto se explica en que el mero hecho de que el contrato diga que se puede aplicar el Vencimiento Anticipado por el impago de una sola cuota, ya da el poder al Banco de ejercer esta práctica o no, y es este poder el que, según este Auto, desequilibra la relación entre ellos y el cliente.

 

 

Así que, como ven, no hay que desesperar. Incluso las situaciones más abrumadoras pueden tener una salida si se trabaja en ellas con firmeza y diligencia. Esta salida muchas veces no significa evitar el desahucio, pero si se pueden evitar algunas de sus consecuencias más graves.

Por ejemplo, la ley 1/2013, de ayuda al deudor hipotecario, no solo ordena una moratoria en los desahucios para las familias más desprotegidas hasta 2017, si no que además expone que, una vez el banco se ha apropiado de la vivienda, si se ha pagado el 65% de la deuda en los cinco años siguientes, o el 80% entre esos cinco y los diez siguientes, el deudor quedaría liberado del resto de la deuda.

Existen muchas vías para hacer frente a un procedimiento de ejecución hipotecaria. Algunas para ganarlo, otras para mitigar sus consecuencias. Suena a poco, pero es una buena noticia. Hay una salida, más allá de quedarse en la calle y con una deuda de por vida.


Si creen que su contrato hipotecario puede tener cláusulas abusivas, no duden en ponerse en contacto con nosotros. Analizaremos todas las opciones y buscaremos una vía. Pero por favor, por su propio bien: No cometan el error que han cometido muchas familias antes. No esperen a que el procedimiento sea inevitable. El tiempo apremia, y en estos casos, mucho más.



Un saludo.

 

 

Hugo Pastoriza.  

Escribir comentario

Comentarios: 0